Paseo de las Delicias, 30, 28045 Madrid
686821634
caribe@viajesnualal.com

Punta Cana más allá de sus playas: Algunas excursiones increíbles

Punta Cana más allá de sus playas: Algunas excursiones increíbles

Más allá de tópicos acerca de playas de arena blanca y aguas cristalinas, Punta Cana nos ofrece otra cara alejada de la historia de aquellos inversores norteamericanos que un día decidieron comprar un trozo de jungla y construir complejos hoteleros de dimensiones y diseño urbano equivalente a cualquier pequeña ciudad norteamericana. No quiero decir con esto, que la Punta Cana de pulsera, tumbona y margarita, residencia habitual de Julio Iglesias «padre» no sea, ni mucho menos, digna de ser visitada y, sobretodo, de ser disfrutada.

Sencillamente me gustaría poner énfasis en esos otros lugares y experiencias que, no por no ser utilizados como reclamo turístico en los escaparates de las agencias de viaje, tienen menor interés. Y es que, cuanto más se adentra uno en la cultura caribeña, más parece quedar atrapado por el ritmo tropical que parece afectar, de forma definitiva, a algún tipo de conexión neuronal profunda.

Excursiones Punta Cana

No en vano, la aclimatación a lo que aquí denominamos «vida normal», consecuencia de la inevitable vuelta a casa, se hace más costosa con cada viaje. El mero intercambio experiencial con los moradores de ésta remota región de La República Dominicana, que sin embargo, cuenta con el aeropuerto de mayor tráfico de la isla, ya se puede contar como una excursión por un lugar desconocido para, al menos, una gran parte del nutrido ejército de turistas que a diario recorren su cielo y sus playas.

Así, pasearse entre las haciendas que rodean los complejos hoteleros, aprender algunas características de los cultivos de la zona y observar cómo los bueyes son utilizados para cargar la caña hasta los viejos vagones de tren, constituye una de las experiencias más impactantes para con nuestros parámetros culturales.

Muy cerca de allí, en Higüey, se encuentra la Basílica de Nuestra Señora, uno de los mejores ejemplos de arquitectura religiosa moderna de América Latina. Hoy en día es uno de los principales centros de peregrinación de América Latina, hasta donde la gente acude para asistir a misa cada 21 de enero.

Asimis, a aproximadamente una hora por carretera de la zona de hoteles de Punta Cana se encuentra el Parque Nacional del Este, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Este paraje sirve como hábitat para cientos de especies de plantas y animales, incluyendo 112 especies de diferentes aves. La reserva también alberga uno de los parques marinos más grandes del Caribe, con una rica biodiversidad y un inmenso sistema de arrecifes de coral. En sus aguas tropicales se pueden encontrar cuatro especies de tortugas marinas, así como manatíes, delfines nariz de botella y numerosas especies de peces.

El parque es el hábitat natural, también, de la paloma coronita y de la iguana rinoceronte. En esta ocasión, vale la pena levantar la cabeza y, cual periscopio, echar un ojo alrededor de los complejos residenciales y hoteleros para adentrarse en ese «algo más» que hace único a éste rincón del mundo, cuyo descubrimiento parece no tener fin cuando nuestros pies pisan sus fértiles tierras y cuando nuestro corazón conecta con el corazón tierno, salvaje y libre de sus moradores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: