Viajar a Perú

El país que un día sirvió de cuna a la gloriosa cultura inca, conserva de sus ancestros la más rica y variopinta cultura. Descubra el increíble Machu Picchu, lugar donde se conservan los designios de los dioses, intérnese en las selvas del Cerro de Pasco, donde descubrirá espectaculares santuarios de vida animal o relájese en las enigmáticas costas y playas de la capital.

Ruta Inca

Desde

1495€

Machu Picchu

Desde

1995€

Gran Perú

Desde

2425€

Perú es tan complejo como sus tejidos: los festivales dan vida a antiguos ritos, la vanguardia urbana irradia innovación y la naturaleza rebosa de diversidad.

Las creencias míticas se despliegan en desfiles tradicionales al ritmo de bandas de metal. La locura de los festivales callejeros convierte la rica herencia cultural de Perú en una experiencia visceral.

AREQUIPA

Situada en la falda de un volcán activo, el Misti, y cerca de otros dos, el Chachani y el Pichu Pichu, Arequipa tiene en su historia más de catorce destrucciones debidas a la furia de estos Apus protectores. Quizá lo que no les gusta a los Apus de las montañas es que sea una «ciudad blanca», no solo por la piedra sillar, que, extraída de las canteras del propio Misti, se viene empleando en Arequipa desde su fundación, sino porque también es «blanca» de población, ya que los colonizadores españoles se encargaron de no mezclarse con los indígenas. Con un clima alabado por los cronistas, la industrial Ciudad Blanca es el segundo centro urbano de Perú y una de las ciudades más bonitas del país, cuyo centro fue inscrito en el año 2000 en el Patrimonio Cultural de la Humanidad de la Unesco.


Península de Paracas

Es la única Reserva Nacional marina de Perú. Tiene una extensión de 335.000 ha, entre mas y tierra. Se creó en 1975 para proteger las aves y especies marinas que tienen su hábitat en las costas, ricas en pescado: focas, cormoranes, pelícanos, flamencos chilenos, incluso cóndores, que, aunque tienen sus nidos en los Andes, llegan hasta aquí en busca de comida.  El suelo de la península es desértico, formado por depósitos de rocas fosilíferas y sedimentos marinos no consolidados.

El descarnado paisaje de la península, en contrastes con el fuerte océano, siempre puede ofrecer buenos paseos. 

La Península de Paracas tiene también un gran interés arqueológico, pues los hombres de la cultura Paracas, la utilizaron como necrópolis entre los años 1300 A.C. y 200 D.C. Julio César Tello descubrió cientos de tumbas y momias cubiertas de finos tejidos y vasijas de cerámica.

Misterios de Perú

Dese

2765€

Perú Exclusivo

Desde

4085€

Luna de Miel en Perú

Desde

2895€

Puno

Situado en una ensenada al noroeste del lago Titicaca, Puno parece presidir el paisaje desde la parte más alta de la mesa del Collao. Con el clima extremo del Altiplano, caluroso durante el día y con noches gélidas y del claro cielo estrellado especialmente en julio y agosto, Puno es una ciudad tranquila, urbanísticamente más orientada hacia sus comercios, cerca de la Plaza de Armas, que hacia el lago, su principal fuente de ingresos.

Pese a esta en una región de civilizaciones antiquísimas, la ciudad de Puno surgió con las explotaciones mineras del Altiplano en la época colonial.

 

Llámenos O Escríbanos

Estamos Encantados De Ayudarte

  • Lunes – Jueves : 10:00 – 19:00
  • Viernes : 10:00 – 17:00
A %d blogueros les gusta esto: